[ARTÍCULO] 05/05/17 – The New York Times habla de BTS y su éxito en Chile

BTS1.jpg

La fiebre musical de Corea del Sur ha afectado a la mayor parte del mundo sin esperarlo, pero Chile, de alguna manera, representa una conquista sin precedentes.

Si un viernes por la mañana del pasado mes estuvieras viendo la televisión chilena, probablemente te habrías encontrado con un panorama sorprendente: la interrupción de un informativo con motivo del ‘pop coreano’.

La reportera chilena se encontraba dentro del Aeropuerto Internacional de Santiago de Chile intentando, de la mejor manera posible, conseguir visualizar a BTS, actualmente considerados como el grupo masculino más popoular del K-Pop, llegando a agotar todas las entradas de sus conciertos del 12 y 13 de marzo en el Movistar Arena. La reportera no consiguió entrevistar al grupo pero el cámara pudo grabarlos junto su enorme ejército de fans gritando y agitando sus carteles de apoyo y bienvenida. La periodista también se encontró con una mujer joven, cuya sonrisa brillante sólo era el preámbulo de las lágrimas que pronto brotaron de sus ojos. “¿Valió la pena esperar?” le preguntó la reportera. “Sí,” respondió la chica con una voz feliz y a punto de romperse. “La espera, la noche entera.”

El K-Pop ha pillado al mundo por sorpresa, pero Chile representa una reciente, y poco peculiar, conquista. Ninguna radio nacional ha mostrado interés en reproducir este tipo de música. Hasta ahora, las tendencias musicales del país solían basarse en ritmos latinos – como el reggaeton o el hip-hop – o del pop americano. […]

BTS y sus compañeros han sido obligados a conquistar fronteras a través de Internet. Un punto importante de entrada ha sido Coca-Cola FM, la radio onilne de la gigante marca de refrescos, que a pesar de ser bastante desconocida por los oyentes americanos, es muy popular en Chile, donde se estima que diariamente la escuchan 40.000 personas. Cada viernes, dicha cadena de radio emite un programa de K-Pop presentado por un DJ chileno, Rodrigo Gallina. Las redes sociales también juegan un papel muy importante: BTS tiene más de 5 millones de seguidores en Twitter, y hasta la fecha el grupo ha conquistado el primer puesto de la lista ‘Social 50’ de Billboard durante 22 semanas, la cual clasifica la actividad online mundial de las fanpages de los artistas, así como las reproducciones semanales de sus canciones en la red. Una cuenta de Twitter en Chile dedicada a BTS y administrada por tres fans, publica regualrmente traducciones en español de las noticias sobre la banda y de las propias publicaciones del grupo en las redes sociales. Algunos fans chilenos se conectan a V App, una aplicación coreana donde los artistas realizan retransmisiones en directo para que cualquier fan de cualquier parte del mundo pueda unirse e interactuar con ellos (el canal de BTS tiene más de 4,7 millones de seguidores).

La popularidad online de BTS estaba tan enraizada en Chile que los promotores del tour ni siquiera tuvieron que hacer publicidad. Los fans esperaron fuera del recinto para comprar las entradas, cuyos precios rondaron entre 38$ hasta 212$, desde una semana antes de que salieran a la venta. Las 12.500 entradas para el primer concierto en Chile se agotaron en un tiempo récord, 2 horas. “La velocidad de las ventas para el primer concierto nos obligaron a prepararnos inmediatamente para el segundo,” dice Gonzalo García, el presidente y fundador de NoiX Producciones, promotora que se encarga únicamente de llevar artistas asiáticos a Chile y a otros países latinoamericanos. Poco a poco, NoiX publicó anuncios diarios del concierto, durante 8 días, en el periódico La Tercera como agradecimiento a los fans que compraron sus entradas.

Los Backstreet Boys, One Direction y los Jonas Brothers han actuado en Chile, pero las bandas coreanas son un fenómeno reciente, ya que visitaron el país por primera vez en 2012. Antes de sus actuaciones del mes pasado, BTS celebró en agosto de 2015 un concierto en Chile con motivo de su último tour, pero las promotoras sólo consiguieron vender la mitad de las entradas vendidas para el Movistar Arena. Sin embargo, a partir de los meses siguientes la popularidad del grupo se disparó en el mundo del K-Pop – el álbum “WINGS” fue el más vendido en Corea del Sur durante el año 2016 – con todas las fans mundiales conectando con el sonido y los mensajes esperanzadores del grupo. “En nuestra música hablamos de nuestras propias confusiones y recaídas mentales de la forma más honesta posible, y de cómo ha ido evolucionando a medida que envejecemos,” dijo Rap Monster. “Creemos que los fans chilenos conectan con esos valores, quizás de manera más profunda en comparación con los fans de otros países,” añadió.

El equipo que se esconde detrás de BTS se esfuerza en encontrar la mejor manera de medir la ‘fiebre’ de BTS en Chile. Está el dinero, por supuesto; García dice que las ventas de las entradas de los dos conciertos de BTS en Chile, celebrados este año, “recaudaron más de 2 millones de dólares,” y en dicha cantidad no se incluye el dinero conseguido con la venta del merchandising de la banda (como 45$ por el lightstick oficial o un abanico de mano con las caras impresas del grupo por 9$) en el recinto. Para la compañía de BTS, Big Hit Entertainment, la medida más importante es el compromiso online hacia la banda, que lo analizan con mucha atención. “Verificamos los datos por distintos puntos junto con las estadísticas de las redes sociales para confirmar el nivel de lealtad y el fanbase en el país,” dijo Yandi Park, encargada/o del tema de conciertos en BigHit. “Teníamos esperanzas de conseguir buenas ventas de las entradas porque los promotores también estaban confiados… pero no esperábamos que se agotaran en minutos.” También hay expresiones más propias de la pasión de los fans: en parques y espacios públicos de todo Chile, miles de fans se han congregado para aprender a bailar juntos canciones de K-Pop.

Quizás la medida más impresionante, también es la más alarmante. Los propietarios del Movistar Arena le dijeron a García que los gritos de los fans en el recinto, minutos antes de que comenzasen los conciertos de BTS, alcanzaron los 127 decibelios, un nivel de ruido que puede provocar serios problemas audición si se mantiene constante durante bastante tiempo. El promotor anunció con orgullo que nunca se había registrado un nivel tan alto en la historia del recinto. “El público gritaba solo, ya que el concierto aún no había comenzado,” repite García, una nota de asombro invadió su voz. “Fue una locura.”

 

Source: The New York Times

Vía: Soompi

Trad. Esp: BTS Spain

**Si tomas la traducción, por favor, respeta TODOS los créditos**

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s